Algunos senadores republicanos revierten las objeciones a la certificación del Colegio Electoral después de que los manifestantes asalten el Capitolio


Muchos de los senadores republicanos que habían prometido oponerse a la certificación de la victoria del presidente electo Joe Biden en las elecciones generales cambiaron de opinión el miércoles por la noche después de una violenta turba de partidarios del presidente Donald Trump. descendió en el Capitolio de los Estados Unidos Miércoles.

La senadora Kelly Loeffler, republicana por Georgia, quien le prometió a Trump en persona en un mitin hace dos días que objetaría la certificación, cambió de rumbo y dijo que no podía “en buena conciencia” seguir adelante con su objeción a la presidencia de Biden.

“Cuando llegué a Washington esta mañana, tenía toda la intención de oponerme a la certificación de los votos electorales. Sin embargo, los hechos ocurridos hoy me han obligado a reconsiderar y ahora no puedo, en conciencia, oponerme”, dijo Loeffler. en lo que podría ser su último discurso en la cámara después perder la reelección al Rev. Raphael Warnock en la segunda vuelta del Senado de Georgia un día antes.

Más de una cuarta parte de los republicanos del Senado y posiblemente decenas de republicanos de la Cámara de Representantes el lunes habían planeado disputar los resultados de las elecciones generales de 2020.

El Senado votó 93-6 en contra de las objeciones a la certificación de votos de Arizona. Los senadores republicanos Ted Cruz, Josh Hawley, Cindy Hyde-Smith, John Neely Kennedy, Roger Marshall y Tommy Tuberville continuaron objetando a los electores.

El período en el Senado para el ex senador republicano David Perdue, que perdió en la segunda vuelta de Georgia esta semana ante Jon Ossoff, terminó el 3 de enero, dejando 99 votantes.

En la Cámara, 121 republicanos (el 57% de la conferencia) votaron a favor de la objeción de Arizona, incluido el líder de la minoría de la Cámara, Kevin McCarthy, de California, y el líder de la minoría, Steve Scalise, de Louisiana. La Cámara rechazó la impugnación de los votos electorales de Arizona, 303-121.

Al igual que Loeffler, el senador Jim Lankford, republicano de Oklahoma, reconsideró sus objeciones.

“Si bien no estamos de acuerdo, y en ocasiones discrepamos fuertemente, no alentamos lo que sucedió hoy, nunca”, dijo Lankford. “Nos dirigimos hacia la certificación de Joe Biden como [president of the United States] y trabajaremos juntos “.

Cruz se opuso el miércoles por la mañana junto con el representante Paul Gosar de Arizona a la votación del Colegio Electoral de Arizona justo antes de que los manifestantes pro-Trump comenzaran a tomar el Capitolio. El miércoles por la noche, Gosar tuiteó que seguiría adelante con su plan junto con Cruz y el representante de Arizona Andy Biggs. Un miembro tanto de la Cámara como del Senado, independientemente del estado al que representen, debe oponerse a la certificación de un estado para llevar el asunto a votación.

“La violencia de izquierda, o cualquier tipo de violencia, no detendrá nuestra misión de verdad y transparencia. La gente necesita y merece la verdad”, dijo Gosar, culpando sin fundamento a los “izquierdistas” de la violencia.

Hawley, quien fue el primer senador en anunciar que se opondría el Colegio Electoral vota, reafirmó el miércoles que tampoco retiraría su objeción y redobló los llamamientos para investigar el fraude electoral, cuyas afirmaciones han sido repetidamente desestimadas por los tribunales.

“[I want] decirle a millones de estadounidenses [that] la violencia nunca está justificada, que no se tolerará la violencia, que quienes la cometan serán procesados, pero que este organismo actuará para abordar las preocupaciones de todos los estadounidenses en todo el país. Necesitamos una investigación sobre irregularidades, fraude “, dijo Hawley.

Aunque el senador Steven Danies, republicano por Mont., No había anunciado previamente que planeaba oponerse a los resultados del Colegio Electoral, él emitió un comunicado el miércoles condenando la violencia.

“Debemos unirnos. No permitiremos que la violencia de hoy disuada al Congreso de certificar las elecciones. Debemos restaurar la confianza en nuestro proceso electoral. Debemos, y tendremos, una transición de poder pacífica y ordenada”, escribió Daines.

El senador Mitt Romney, republicano por Utah, quien votó para condenar a Trump en su juicio político en el Senado a principios del año pasado, instó a la gente a respetar el proceso democrático.

“Para cualquiera que siga insistiendo en una auditoría para satisfacer a las muchas personas que creen que la elección fue robada, yo ofrecería esta perspectiva: ninguna auditoría del Congreso convencerá jamás a estos votantes, particularmente cuando el presidente continuará diciendo la elección fue robada “, dijo Romney. “La mejor manera en que podemos mostrar respeto por los votantes que estaban molestos es diciéndoles la verdad”.

A pesar de apoyar el desafío al voto del Colegio Electoral, McCarthy hizo un llamado a la unidad luego de los eventos del miércoles.

“No vacilaremos, no nos doblegaremos y no rehuiremos nuestro deber. Permítanme ser muy claro, las turbas no gobiernan Estados Unidos, las leyes gobiernan Estados Unidos. Era cierto cuando nuestras ciudades ardían este verano y es cierto ahora “, dijo McCarthy.

“Demostremos al país que la mafia no ganó”, agregó el republicano de California. “Tenemos un trabajo que hacer, hagámoslo con orgullo y seamos mejores cuando salga el sol mañana”.



Source link