AES y su relación con el polémico caso Panamá NG Power

AES y su relación con polémico caso Panamá NG Power

El abogado Moisés Joel Bartlett presentó una nueva demanda contenciosa administrativa de nulidad para que se declaren nulas por ilegal las prórrogas o enmiendas aprobadas por la Autoridad de los Servicios Públicos ASEP  al contrato del proyecto de gas natural Generadora Gatún de NG Power, que ahora está en poder del consorcio conformado por InterEnergy Group y AES.

En el artículo 6 de la Ley de 1997 se estableció que las compras de energía se debían realizar en procesos abiertos de libre concurrencia que aseguren una real competencia de forma de asegurar los mejores costos de generación a los clientes, por ello, la adjudicación que se haga es en función de los precios más bajos, algo que no sucedió en el cuestionado caso Telffers

ASEP otorga prórrogas ilegales de los contratos de Panamá NG Power con las empresas de distribución de energía eléctrica acción que va a encarecer sustancialmente las tarifas que pagan los clientes de las distribuidoras, ya que el precio es el más alto de todos los que actualmente tienen las tarifas.

El contrato de Panamá NG Power representa más de 33 millones de facturación anual a los consumidores. Esto aumentaría el costo de la canasta básica familiar, aumentaría el costo del subsidio eléctrico y por ende disminuirá el nivel de inversión del Estado en educación, salud y desarrollo social, información contenida en la Cámara Panameña de Generadores Hidráulicos de fecha 12 de mayo de 2021 el cual se reporta.

ASEP otorga prórrogas ilegales a los contratos suscritos entre Panamá NG Power y s empresas de distribución

 

ASEP otorga prórrogas ilegales traerán impacto negaticvo en la economía

Situación que llevó a Bartlett a interponer la acción de nulidad contra la decisión de la ASEP de otorgar prórrogas ilegales  mediante enmiendas los contratos de potencia y Energía de Panamá NG Power por el impacto negativo que traerán los mismos al costo de la canasta básica familiar.

Panamá NG Power tiene una licencia para desarrollar el proyecto de generación térmica con gas natural, para la generación de energía eléctrica denominada Telffers con una capacidad de 670 MW, otorgada por la ASEP según resolución del 6 de mayo de 2014 y modificada el 21 de mayo de 2014.

La licencia de Panamá NG Power de acuerdo a la resolución AN Nº 7333-Elec 6 de mayo de 2014 establecía como fecha de inicio de operaciones el 1 de noviembre de 2016, sin embargo a la fecha de la presentación de dicha demanda, la fecha no ha sido prorrogada por la ASEP.

De igual manera NG Power no cumplió con los hitos del cierre financiero que le fueron solicitados de conformidad a nota circulada con fecha de 6 de octubre de 2016, enviada por la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos a todos los Agentes del Mercado Eléctrico Nacional.

En consecuencia Panamá NG Power no cuenta con una licencia vigente que le permita la producción y venta de energía en el Mercado Eléctrico Nacional y de acuerdo a los contratos de venta de potencia y energía suscritos con las distribuidoras específicamente en su cláusula de causales de terminación de estos contratos, los mismos quedan sin efecto.

Ocultan información del caso Panamá NG Power

Otra de las razones que llevó a el abogado  Moisés Joel Bartlett a interponer la nueva demanda, es que la ASEP no ha publicado en ningún medio el acto por el cual procedió a prorrogar los contratos de Panamá NG Power con las empresas de distribución de energía eléctrica y se niega a dar respuesta a diversas solicitudes que se le han hecho referente al tema, respondiendo que las mismas no son pertinentes y que sólo corresponden a las partes involucradas, lo que afecta la transparencia y niega el derecho de los consumidores a estar debidamente informados.

El abogado especifica que es indudablemente una clara muestra de falta de transparencia de una gestión, cuyos efectos inciden directamente en la tarifa eléctrica. Para el caso la ASEP oculta el contenido de las enmiendas dispuesta de manera ilegal a favor de Panamá NG Power.

Por ello, la demanda interpuesta por el abogado va dirigida a la orden de hacer emitida por la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos, para prorrogar los contratos de suministro de potencia y energía suscritos por Panamá NG Power y las empresas de distribución de energía eléctrica .

Fecha de inicio de operaciones comerciales no se cumplió

Es importante recordar que el incumplimiento de los plazos establecidos sin autorización de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos, faculta a la Entidad para declarar cancelada la licencia Definitiva de NG Power que estaba obligada a iniciar operaciones para la ejecución del proyecto el pasado 1 de noviembre de 2016, por lo que ha vencido este plazo.

NG Power debe actualizar la licencia que le otorgó la ASEP donde describe la configuración del proyecto a construir, el cronograma que contiene una descripción de actividades a realizar, su duración y fecha de inicio y terminación. Asimismo se le advierte que indique, cuál es la nueva fecha de inicio de operaciones comerciales que en primera instancia era para el 1 de noviembre del 2016, punto indiscutible que se debió haber dado.

Es así como la ASEP, debió nuevamente exigir a Panamá NG Power que procediera a actualizar la fecha de inicio de operaciones para luego proceder la prórroga de los contratos,  pues había vencido el término de inicio de operaciones comerciales del proyecto, por lo que se debió proceder a la cancelación de la licencia definitiva de la empresa constructora.

Término que fue violado porque la ASEP otorga prórrogas ilegales de los contratos de suministro y potencia de energía  sin que Panamá NG Power haya presentado la información correspondiente y sin que se comprobara el verdadero impacto en las tarifas eléctricas lo que genera un prejuicio a los consumidores nacionales.

Asimismo, se especifica en el recurso de nulidad que la ASEP era conocedora de la obligación legal de examinar la condición de la licencia de Panamá NG Power, lo cual debió generar como conclusión legal la cancelación de la licencia. Lo contrario procedió a prorrogar los contratos suscritos de dicha empresa con las distribuidoras eléctricas sin la existencia de una licencia vigente.

Finalmente,  Bartlett solicita se ordene la suspensión de la prórroga dispuesta por la ASEP de los contratos de Panamá NG Power con las empresa de distribución y los efectos jurídicos que de dicha orden se desprendan.