El análisis del genoma del SARS-CoV-2 revela una nueva ‘variante mexicana’



Un grupo de investigación del Departamento de Farmacia y Biotecnología de la Universidad de Bolonia analizó más de un millón de secuencias del genoma del SARS-CoV-2. Este análisis llevó a la identificación de una nueva variante que, durante las últimas semanas, se ha ido extendiendo principalmente en México pero también se ha encontrado en Europa. Su artículo publicado en el Revista de virología médica presentó la denominada “variante mexicana”, cuyo nombre científico es T478K. Como otras cepas, esta presenta una mutación en el Proteína de pico, Que permite coronavirus para adherirse y penetrar en sus células objetivo.

Esta variante se ha extendido cada vez más entre las personas en América del Norte, particularmente en México. Hasta la fecha, esta variante cubre más del 50% de los virus existentes en esta área. La tasa y la velocidad de la propagación recuerdan a las de la variante británica. La mutación de la proteína Spike se localiza estructuralmente en la región de interacción con el receptor humano ACE2. Los coronavirus se adhieren a este receptor para infectar las células, propagando así la infección con más eficacia“.

Federico Giorgi, coordinador del estudio y profesor, Departamento de Farmacia y Biotecnología, Universidad de Bolonia

Los investigadores partieron del análisis de casi 1,2 millones de muestras secuenciadas del genoma del SARS-CoV-2 encontradas en bases de datos internacionales hasta el 27 de abril de 2021. La nueva variante T478K se detectó en 11435 muestras. Esto es el doble del número de muestras que presentaron la misma variante solo un mes antes. Tal aumento desde principios de 2021 alarmó a los investigadores.

La “variante mexicana” se distribuye uniformemente entre hombres y mujeres y rangos de edad. Esta variante representa el 52.8% de todos los coronavirus secuenciados en México, mientras que en Estados Unidos aparece solo en el 2.7% de las muestras secuenciadas. En lo que respecta a Europa, la “variante mexicana” se ha extendido débilmente en Alemania, Suecia y Suiza. En Italia es prácticamente inexistente con solo 4 casos reportados.

La mutación que caracteriza a esta variante se localiza en una región de la proteína Spike que es responsable de la interacción con el receptor humano ACE2: este es el mecanismo que permite a los coronavirus acceder a las células. Las mutaciones similares son comunes a todas las variantes que han estado en el centro de atención en los últimos meses. De hecho, las variantes recientes del coronavirus se destacan por sus altas tasas de infección, lo que las hizo generalizadas en muchas áreas del mundo.

Los investigadores probaron la acción de la proteína T478K Spike con simulaciones in silico y descubrieron que esta proteína mutada puede alterar la carga electrostática superficial. En consecuencia, puede cambiar no solo la interacción con la proteína humana ACE2 sino también con los anticuerpos del sistema inmunológico y, por lo tanto, obstaculizar la eficacia del fármaco.

“Gracias a la gran cantidad de datos disponibles en las bases de datos internacionales, podemos tener un control casi en tiempo real de la situación mediante el seguimiento de la propagación de las variantes del coronavirus en diferentes áreas geográficas”, concluye Giorgi. “Mantener este esfuerzo en los próximos meses será crucial para actuar con rapidez y con medios eficientes”.

Fuente:

Referencia de la revista:

Di Giacomo, S., et al. (2021) Informe preliminar sobre el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2) Mutación de pico T478K. Revista de Virología Médica. doi.org/10.1002/jmv.27062.

.



Source link