El grupo de desertores de Corea del Norte afirma haber enviado folletos a la frontera desafiando la nueva ley


Luchadores por la Libre Corea del Norte afirma haber enviado 10 globos a la frontera.

SEÚL, Corea del Sur – En desafío a las nuevas leyes que prohíben el envío de folletos contra Pyongyang, un grupo de activistas contra Corea del Norte afirmó que lanzó esta semana globos con folletos y billetes de un dólar estadounidense desde un lugar desconocido cerca de la frontera.

Diez globos de dos metros y medio de alto se llenaron con 500.000 folletos contra Pyongyang, 5.000 billetes de 1 dólar y 500 mini folletos que representan el notable desarrollo de Corea del Sur, según Fighters for Free North Korea.

El lanzamiento está sujeto a una pena máxima de prisión de tres años o una multa de 27.400 dólares en virtud de la “Ley de desarrollo de relaciones intercoreanas” revisada. La ley entró en vigor el 31 de marzo después de las furiosas objeciones y amenazas de Pyongyang el año pasado de cortar todas las relaciones intercoreanas. Proyectos coreanos si Seúl no obliga a estos grupos a detener los lanzamientos de globos.

El gobierno de Corea del Sur afirma que la prohibición es por la seguridad de las personas que viven en las regiones fronterizas y para ayudar a los esfuerzos del gobierno para lograr la paz y la unificación en la península de Corea.

“Cuando la policía y el ejército confirmen los hechos exactos, trataremos la situación de acuerdo con el propósito legislativo de la Ley de Desarrollo de Relaciones Intercoreanas”, dijo Cha Deok-cheol, portavoz adjunto del Ministerio de Unificación de Corea del Sur, durante un rueda de prensa regular el viernes. “Nuevamente, la ley es por la seguridad de los residentes en el área fronteriza”, dijo.

Pero grupos cívicos como Fighters for Free North Korea (FFNK) denuncian el acto alegando que el gobierno está bloqueando el flujo de información tan necesario hacia el Norte.

“Este gobierno está tratando de tapar los oídos y los ojos del pueblo norcoreano silenciando a los grupos norcoreanos de derechos humanos en Corea del Sur”, dijo a ABC News Park Sang Hak, director de FFNK. “A pesar de que la Constitución estipula la libertad de expresión y publicación, este gobierno eligió estar del lado de Kim Jong Un y no de nosotros, los desertores norcoreanos”.

Park, de 53 años, es un desertor norcoreano que escapó del país comunista en 1999 y ha estado enviando folletos de propaganda a través de la frontera hacia Corea del Norte desde 2005. El Ministerio de Unificación revocó el permiso de licencia de FFNK en julio pasado, declarando que sus operaciones “aumentan tensiones y daño al interés público “. La cancelación de las licencias corporativas para el grupo de Park significó que no hubo más deducciones fiscales o beneficios fiscales como grupo de interés. Dijo que desde entonces ha sido observado de cerca y bajo investigación policial.

“Pueden esposarme y enviarme a la cárcel, pero ninguna amenaza o violencia detendrá los panfletos contra Pyongyang mientras los desertores norcoreanos vivamos en esta tierra”, dijo Park.

La controvertida “Ley de desarrollo de las relaciones intercoreanas” también está bajo escrutinio en la asamblea legislativa. Catorce legisladores, incluidos dos desertores norcoreanos, han propuesto enmiendas y están esperando el resultado.

“Tales enmiendas legislativas van en contra de la creencia de quienes representan la llamada democracia liberal”, dijo a ABC News Ji Seong Ho, un desertor norcoreano y activista de derechos humanos convertido en legislador de Corea del Sur.

“En este momento, la ley puede parecer simplemente que priva a la gente de Corea del Norte de la libertad de ver folletos contra el régimen, pero si seguimos siendo un mero espectador aquí, no sabemos qué restringirá el gobierno la próxima vez que haya algo que ellos no hagan”. quiero que la gente sepa ”, dijo Ji.

El relator especial de la ONU sobre los derechos humanos de Corea del Norte, Tomás Ojea Quintana, también ha enviado preguntas al gobierno de Corea del Sur expresando preocupación porque la prohibición limita muchas actividades de los fugitivos y las organizaciones de la sociedad civil. El Ministerio de Unificación dijo que “planean proporcionar fielmente los datos solicitados por los relatores especiales de la ONU” durante una sesión informativa el mismo día.



Source link