El nuevo enfoque de la terapia génica CAR T produce una respuesta eficaz y más duradera contra el VIH



Recomendaciones

Un equipo de investigación de UCLA ha demostrado que el uso de una forma truncada de la molécula CD4 como parte de una terapia génica para combatir el VIH produjo resultados superiores y más duraderos en modelos de ratón que terapias similares anteriores que usaban la molécula CD4.

Este nuevo enfoque de la terapia génica CAR T, un tipo de inmunoterapia que implica la ingeniería genética de las propias células madre formadoras de sangre del cuerpo para crear una lucha contra el VIH. Células T – tiene el potencial no solo de destruir las células infectadas por el VIH, sino de crear “células de memoria” que podrían brindar protección de por vida contra la infección con el virus que causa el SIDA.

Fondo

Las terapias CAR han surgido como una poderosa inmunoterapia para diversas formas de cáncer y son prometedoras para el tratamiento del VIH-1, la más prevalente de las dos formas principales del virus. Sin embargo, las aplicaciones actuales de estas terapias pueden no impartir inmunidad duradera. Los investigadores han estado buscando una terapia basada en células T que pueda responder a las células malignas o infectadas que pueden reaparecer meses o años después del tratamiento.

En un estudio anterior, los investigadores de UCLA describieron la creación de células madre formadoras de sangre que portan genes para quiméricos. antígeno receptores o CAR. Una vez que estas células madre modificadas genéticamente se trasplantan al cuerpo, forman glóbulos blancos especializados en la lucha contra las infecciones, conocidos como células CAR T, que buscan y matan específicamente las células infectadas con el VIH.

Método

Debido a que el VIH se une a las moléculas CD4 para infectar las células del cuerpo, los investigadores crearon previamente una molécula CAR que contiene parte de la molécula CD4 para secuestrar esa interacción. Cuando el VIH se uniera a la sección CD4 de la molécula CAR en las células T, otras regiones de la molécula CAR enviarían una señal a la célula para que se activara y matara el virus. Sin embargo, esa molécula contenía dos partes o “dominios” que aún tenían el potencial de permitir la infección por VIH.

Para el nuevo estudio, los investigadores eliminaron esos dominios y agregaron otro que hace que las células sean resistentes a la infección y permite una respuesta celular más eficiente y duradera contra el VIH que antes.

Si bien el enfoque anterior permitió la producción continua de nuevas células T que luchan contra el VIH que persistieron durante más de dos años, estas células se inactivaron esencialmente hasta que encontraron el VIH en el cuerpo. La terapia CAR mejorada diseña la respuesta inmune del cuerpo al VIH en lugar de esperar a que el virus, o partes del virus, induzcan una respuesta, de la misma manera que las vacunas preparan el sistema inmunológico para responder contra un virus. El nuevo enfoque también conduce a la producción de un número significativo de células T de “memoria”, que son capaces de responder de manera más potente y rápida al VIH reactivado.

Impacto

Los hallazgos brindan información crítica sobre los tipos de moléculas CAR y los enfoques que son adecuados para las terapias CAR que utilizan células madre formadoras de sangre y que permiten la función óptima y la persistencia de las células CAR T después del desarrollo. Los hallazgos podrían influir en el campo de la inmunoterapia centrada en la ingeniería de células T con moléculas CAR que pueden persistir y formar memoria inmunológica, y que pueden reconocer y matar células cancerosas o infectadas por virus.

Fuente:

Referencia de la revista:

Zhen, A., et al. (2021) Formación y función robustas de memoria CAR-T a través de la entrega de células madre hematopoyéticas. PLOS Patógenos. doi.org/10.1371/journal.ppat.1009404.

.



Source link