Investigadores de Canadá llevan a cabo un estudio comparativo de las tasas de ataques secundarios en hogares relacionados con las variantes preocupantes del SARS-CoV-2


Los científicos están considerando un tercer aumento en la incidencia de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) debido a la aparición de variantes preocupantes (VOC) del síndrome respiratorio agudo grave altamente transmisible del coronavirus 2 (SARS-CoV-2). El SARS-CoV-2 es el agente causal de la pandemia actual de COVID-19. Se ha informado que algunos de estos VOC tienen una tasa de transmisión mucho más alta que la infectividad de la cepa ancestral que surgió en Wuhan, China, en 2019.

Estudio: Tasas comparativas de ataques secundarios en el hogar asociadas con las variantes B.1.1.7, B.1.351 y P.1 del SARS-CoV-2.  Haber de imagen: Lightspring / Shutterstock

Los investigadores han revelado que dos proteína de pico las mutaciones, N501Y y E484K, son responsables del aumento de la infectividad en las variantes. Por ejemplo, B.1.1.7 (o variante del Reino Unido) surgió después de la mutación N501Y, mientras que P.1 y B.1.351 (la variante brasileña y sudafricana) resultaron de mutaciones en las regiones N501Y y E484K.

En los primeros meses de 2021, el VOC B.1.1.7 comenzó a transmitirse rápidamente en el Reino Unido y otros países como Canadá. Los científicos han estimado que la transmisión de esta variante es de 1,3 a 1,5 veces más que las variantes que circulaban anteriormente.

Un nuevo estudio realizado por investigadores de Public Health Ontario, Canadá, utilizó una estrategia doméstica previamente validada para comparar las tasas de ataque secundario de mutaciones y variantes del SARS-COV-2 en Ontario, Canadá. Ontario es la provincia más grande de Canadá. El equipo publicó recientemente sus hallazgos sobre el medRxiv* servidor de preimpresión.

Para este estudio, los investigadores identificaron pacientes confirmados con SARS-CoV-2 en el sistema provincial de vigilancia de enfermedades notificables de Ontario. Posteriormente, estos individuos fueron agrupados de acuerdo con su domicilio residencial. Los casos se indexaron según la aparición más temprana de síntomas en el hogar para el período del 1 de marzo al 17 de abril de 2021. Durante este período, circularon variantes con mutaciones N501Y y E484K. Los investigadores del estudio actual han excluido hogares de múltiples casos con la misma fecha de inicio de los síntomas más tempranos. Los casos indexados se clasificaron en:

una. de tipo salvaje (N501Y- y E484K-; predominantemente B.1.2 y B.1.438.15)

B. presunto B.1.1.7 (N501Y + y E484K-)

C. presunto B.1.351 o P.1 (N501Y + y E484K +)

D. Mutantes sin COV (N501Y- y E484K +; predominantemente B.1.525 y B.1.1.3185).

En este estudio, se llevó a cabo una secuenciación del genoma completo de B.1.1.7, B.1.351 y P.1. La tasa de ataque secundario en el hogar se representó como un porcentaje de contactos del hogar identificados como casos secundarios entre 1 y 14 días después del caso índice. Los investigadores han utilizado la regresión de conteo logístico para determinar los odds ratios (OR) ajustados y no ajustados y los intervalos de confianza (IC) del 95%. Consideraron el recuento de casos secundarios y no casos como el resultado y el grupo de mutación como el predictor. Además, se tuvieron en cuenta las intersecciones aleatorias para la agrupación de hogares y regiones de salud. Para este estudio, se consideraron las características de los casos índice como la edad, el sexo, la fecha informada y los días desde el inicio de los síntomas hasta la prueba. Además de estos, se obtuvieron las características del vecindario del censo canadiense de 2016, que incluyó la proporción de residentes de minorías visibles y el hacinamiento de hogares.

En este estudio, se identificaron 26,888 casos de hogares índice durante el período de estudio. De estos, se informó que la mayoría, es decir, el 63%, estaban infectados por B.1.1.7. Después de esto, el 28% fueron infectados por el tipo salvaje, el 6% por B.1.351 o P.1 y el 2% fueron mutantes sin COV. Las tasas de ataque secundario concuerdan con la variante del caso índice y reportaron 20.2% (tipo salvaje), 25.1% (B.1.1.7), 27.2% (B.1.351 o P.1) y 23.3% (mutantes sin VOC ). Además, los investigadores han revelado que los casos índice B.1.1.7, B.1.351 y P.1 tenían la mayor infectividad en el análisis ajustado. Para los casos índice que no eran mutantes de COV, se observó un aumento significativo en la tasa de transmisión en comparación con el tipo salvaje.

El estudio reveló que dentro de los hogares estudiados, se observó la máxima infectividad en la mutación N501Y (B.1.1.7) y en las mutaciones N501Y y E484K (B.1.351 y P.1). Sin embargo, se observó una menor tasa de transmisión solo en la mutación E484K.

Los investigadores destacaron un par de limitaciones del presente estudio que vale la pena considerar, incluida la escasez de datos sobre vacunación y una posible clasificación errónea de casos índice. Observaron que un aumento significativo de la transmisibilidad está relacionado con las variantes del SARS-CoV-2. Un aumento en la tasa de vacunación a nivel mundial, es una forma eficiente de contener la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, los hallazgos del estudio sugieren que dentro de los hogares estudiados, se observó la máxima infectividad en la mutación N501Y (B.1.1.7) y en las mutaciones N501Y y E484K (B.1.351 y P.1). Sin embargo, se observó una menor tasa de transmisión solo en la mutación E484K.

*Noticia importante

medRxiv publica informes científicos preliminares que no son revisados ​​por pares y, por lo tanto, no deben considerarse concluyentes, guiar la práctica clínica / comportamiento relacionado con la salud o tratarse como información establecida.

.



Source link