La diferencia de temperatura en el tracto respiratorio superior e inferior influye en la replicación del SARS-CoV-2