Las primeras terapias con anticuerpos monoclonales son beneficiosas para el COVID-19, encuentra un estudio


Un equipo de científicos realizó recientemente un estudio a gran escala en Northwell Health, Nueva York, EE. UU., Para evaluar la eficacia de terapias de anticuerpos monoclonales neutralizantes (MAB) para prevenir la progresión de la enfermedad en pacientes con enfermedad por coronavirus leve a moderada 2019 (COVID-19). Los hallazgos revelan que el momento de iniciar la terapia con MAB es un factor crucial para determinar su eficacia contra COVID-19. El estudio está disponible actualmente en el medRxiv* servidor de preimpresión.

Estudio: Experiencia inicial con la terapia con anticuerpos monoclonales neutralizantes para COVID-19.  Haber de imagen: MattLphotography / Shutterstock

Fondo

Desde la aparición del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2) en diciembre de 2019, se ha realizado un esfuerzo continuo para desarrollar anticuerpos monoclonales terapéuticos y vacunas contra COVID-19. En noviembre de 2020, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA) emitió la autorización de uso de emergencia para las terapias MAB para el tratamiento de pacientes con COVID-19 leve a moderado que tienen un alto riesgo de progresar a una enfermedad grave u hospitalización. Hasta la fecha, las observaciones realizadas por los estudios clínicos sobre la eficacia del MAB siguen siendo indecisas, algunas muestran una reducción de la carga viral y la tasa de hospitalización con las terapias MAB, y algunas no muestran beneficios terapéuticos contra el COVID-19.

La complejidad operativa asociada con los programas de infusión de MAB incluye los requisitos de personal durante la pandemia, los requisitos para proporcionar infusiones en una configuración controlada por COVID, el transporte de pacientes ancianos a los centros de infusión y la necesidad de obtener citas oportunas con los proveedores de servicios.

Northwell Health, un gran sistema de salud integrado en Nueva York, llevó a cabo recientemente un programa de infusión de MAB a gran escala para reducir la gravedad de la enfermedad, la tasa de hospitalización y la tasa de mortalidad entre los pacientes con COVID-19 leve a moderado.

En el estudio actual, los científicos describieron los resultados clínicos de casi 3.000 pacientes con COVID-19 que recibieron terapia de infusión de MAB.

Diseño del estudio

Según la FDA, los pacientes que reciben un informe de prueba positivo para SARS-CoV-2 dentro de los 10 días posteriores al inicio de los síntomas y tienen un alto riesgo de progresar a COVID-19 grave son elegibles para recibir terapias de infusión de MAB.

En este informe, los científicos describieron la eficacia de dos terapias MAB, que incluyen bamlanivimab y casirivimab / imdevimab. Los pacientes adultos con COVID-19 que recibieron terapia MAB en unidades ambulatorias o departamentos de emergencia entre noviembre de 2020 y enero de 2021 se incluyeron en el estudio. Los resultados clínicos de los pacientes tratados con MAB se compararon con los que eran elegibles pero no recibieron terapia con MAB.

Los científicos analizaron la tasa de mortalidad en pacientes hospitalizados con COVID-19 que recibieron terapia MAB. Además, examinaron la tasa de hospitalización y uso de las instalaciones de emergencia dentro de los 28 días posteriores a un informe de SARS-CoV-2 positivo en pacientes ambulatorios tratados con MAB.

Observaciones importantes

Se analizaron un total de 2.818 pacientes sintomáticos con COVID-19 (edad promedio: 67 años) que recibieron terapia con MAB. La hipertensión y la obesidad fueron las comorbilidades más comunes observadas entre los pacientes. Los síntomas notificados con más frecuencia fueron tos, malestar general, fiebre y dolor de cabeza.

En la cohorte del estudio, aproximadamente el 89% de los pacientes recibieron bamlanivimab, mientras que el 11% recibió casirivimab / imdevimab. La duración media entre el inicio de los síntomas y la infusión de MAB fue de 6 días.

Después de administrar la terapia con MAB, alrededor del 4,4% de los pacientes fueron llevados al servicio de urgencias y fueron dados de alta, mientras que alrededor del 5,1% de los pacientes ingresaron en el hospital. La duración promedio entre la terapia con MAB y la presentación u hospitalización en el departamento de emergencias fue de 3 días. De manera similar, la duración promedio entre una prueba COVID-19 positiva y la presentación en el departamento de emergencias u hospitalización fue de 7 días. La mayoría de los pacientes que requirieron hospitalización después de la terapia con MAB tenían comorbilidades, como diabetes, hipertensión, enfermedad renal, enfermedad pulmonar y enfermedad inmunosupresora.

Para investigar la tasa de hospitalización, los científicos analizaron específicamente un total de 2.721 pacientes con fechas conocidas de inicio de los síntomas. En este subgrupo, las tasas de hospitalización de los pacientes que recibieron terapia con MAB dentro de los 4 días, 5 a 7 días o más de 8 días del inicio de los síntomas fueron del 4,4%, 5% y 6,1%, respectivamente.

De 2.713 pacientes que eran elegibles para la terapia con MAB pero que no la recibieron, aproximadamente el 5% y el 7% fueron presentados al departamento de emergencias y hospitalizados, respectivamente, dentro de los 28 días de una prueba COVID-19 positiva.

Resultados clínicos de los pacientes hospitalizados

Para investigar la mortalidad hospitalaria, los científicos analizaron específicamente a 145 pacientes hospitalizados con terapia MAB y 200 pacientes hospitalizados sin terapia MAB. El análisis reveló que la muerte ocurrió en el 11% de los pacientes con terapia MAB y en el 10,5% de los pacientes sin terapia MAB.

Para mayor aclaración, los científicos realizaron una serie de análisis estadísticos para comparar los dos grupos. Sin embargo, no se observó una relación significativa entre la terapia con MAB antes de la hospitalización y el tiempo hasta la muerte.

Importancia del estudio

El estudio describe los efectos de la terapia MAB en los resultados clínicos de los pacientes sintomáticos con COVID-19 que tienen un alto riesgo de progresión de la enfermedad. Los hallazgos revelan que el momento del inicio de la terapia MAB es un determinante crucial de la eficacia del tratamiento. Los beneficios de la terapia MAB podrían maximizarse iniciando el tratamiento poco después de la aparición de los síntomas.

*Noticia importante

medRxiv publica informes científicos preliminares que no son revisados ​​por pares y, por lo tanto, no deben considerarse concluyentes, guiar la práctica clínica / comportamiento relacionado con la salud o tratarse como información establecida.

.



Source link