Los antivirales de la hepatitis C se sinergizan con el remdesivir para inhibir el SARS-CoV-2 in vitro


En muchos países, incluido Estados Unidos, el medicamento antiviral de amplio espectro remdesivir ha sido aprobado para el tratamiento de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19), que es causada por el patógeno del síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2).

A medida que la pandemia de COVID-19 continúa propagándose a nivel mundial, encontrar un fármaco dirigido o una combinación de fármacos segura y eficaz para combatir la infección por SARS-CoV-2 sigue siendo un objetivo importante de la comunidad científica.

Investigadores de la Universidad de Texas en Austin, el Instituto Politécnico Rensselaer (RPI) y la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai en los EE. UU. Han descubierto que los medicamentos inhibidores de la proteasa del virus de la hepatitis C (VHC) pueden inhibir el SARS-CoV-2 y funcionan efectivamente junto con remdesivir.

Su estudio, que fue publicado en la revista Informes de celda, arroja luz sobre el potencial de las combinaciones de medicamentos para detener la transmisión viral y tratar a los pacientes con COVID-19. También muestra que cuatro medicamentos utilizados para tratar la hepatitis C se sinergizan con remdesivir para hacerlo hasta diez veces más eficaz en la inhibición del SARS-CoV-2 en cultivos celulares.

Estudio: Medicamentos contra el virus de la hepatitis C que inhiben la proteasa similar a la papaína del SARS-CoV-2 sinergizan con Remdesivir para suprimir la replicación viral en cultivos celulares.  Haber de imagen: Vladimir_Zhukov / Shutterstock

Reutilización de fármacos

Junto con la vacunación masiva y otros enfoques profilácticos, el control eficaz de la pandemia de COVID-19 también puede depender de antivirales dirigidos que ayuden a tratar la infección por SARS-CoV-2. Dado que existe una necesidad urgente de terapias efectivas para los pacientes con COVID-19 gravemente enfermos, la reutilización de medicamentos antivirales preaprobados para otros patógenos virales podría ser una vía conveniente.

Desde el comienzo de la pandemia, los científicos y los expertos en salud han buscado medicamentos potenciales para usar en pacientes, especialmente aquellos con COVID-19 de moderado a grave.

Remdesivir (o Veklury) fue el primer medicamento aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para tratar COVID-19. Para la infección por SARS-CoV-2, está indicado para adultos hospitalizados y niños mayores de 12 años que pesen al menos 40 kg.

El fármaco es un medicamento antiviral de amplio espectro fabricado por Gilead Sciences. El profármaco análogo de nucleótidos nunca se ha utilizado para tratar ninguna enfermedad, pero se estudió como un tratamiento potencial para varias enfermedades.

Producido inicialmente como un posible tratamiento para la hepatitis, en 2014 se evaluó como un posible tratamiento para el virus del Ébola. Desde entonces, la droga eficacia contra otros coronavirus ha sido examinado. Estudios anteriores han demostrado que remdesivir es eficaz en cultivos celulares y modelos animales contra el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), dos virus del mismo subgénero (betacoronavirus) como SARS-CoV-2.

El estudio

El SARS-CoV-2 contiene proteínas estructurales, que pueden ser dirigidas por terapias antivirales. Por ejemplo, el fármaco reutilizado remdesivir inhibe la polimerasa dependiente del ARN viral, lo que facilita la replicación del virus en las células huésped. Mientras tanto, los medicamentos contra el VHC se dirigen a otras dos partes del SARS-CoV-2, llamadas proteasas. Estos también son cruciales para la replicación viral.

A partir de ahí, los investigadores del estudio encontraron similitudes entre las estructuras de la proteasa del VHC (NS3 / 4A) y la proteasa principal del SARS-CoV-2 (Mpro). Su objetivo era saber si los medicamentos existentes se unen e inhiben una proteasa del VHC y si pueden usarse para COVID-19.

El equipo utilizó experimentos de acoplamiento virtual para modelar cómo los medicamentos se unen a las proteínas virales para llegar a los hallazgos del estudio. Predijeron que diez inhibidores de la proteasa del VHC disponibles podrían unirse estrechamente a la hendidura de unión de Mpro.

El equipo descubrió que siete fármacos inhibían la actividad de la proteasa Mpro del SARS-CoV-2 y la replicación del virus del SARS-CoV-2 en cultivos celulares. Los investigadores observaron que cuatro medicamentos contra el VHC (vaniprevir, simeprevir, grazoprevir y paritaprevir) inhibieron un nuevo tipo de proteasa del SARS-CoV-2, conocida como proteasa similar a la papaína.

El equipo también descubrió que los cuatro fármacos se sinergizan con remdesivir para inhibir la replicación viral, aumentando la actividad antiviral de este último hasta diez veces.

Por lo tanto, el estudio muestra que una mezcla de medicamentos contra la hepatitis C y remdesivir podría ser una vía terapéutica eficaz para COVID-19. Investigaciones adicionales, a saber en vivo Se necesitarán ensayos preclínicos para corroborar los resultados prometedores de este estudio inicial y evaluar la seguridad del régimen.

Nuestros resultados indican que el SARS-CoV-2 PLpro es un objetivo importante para el futuro desarrollo de fármacos antivirales que, cuando se usa junto con inhibidores de la polimerasa, podría proporcionar una potente eficacia y protección contra el SARS-CoV-2, especialmente para variantes de virus que son resistentes. a los anticuerpos generados por la vacuna ”, concluyó el equipo.

Encontrar medicamentos efectivos para COVID-19 es tan crucial como siempre. El número de casos se dispara minuto a minuto. Hasta la fecha, el número total de casos ha superado los 149,90 millones, mientras que las muertes han llegado a 3,15 millones.

Estados Unidos, India y Brasil reportan el mayor número de casos, alcanzando 32,61 millones de casos, 18,37 millones de casos y 14,52 millones de casos, respectivamente.

Fuente:

Referencia de la revista:

.



Source link