Los demócratas mantienen la ventaja de la participación en Florida, con los republicanos pisándoles los talones

[ad_1]

Como un ciclo de votación anticipada sin precedentes termina en Florida, y dado que la carrera por la presidencia entre Donald Trump y el exvicepresidente Joe Biden permanece cerrada en el estado, ambas campañas esperan obtener la mayor cantidad posible de votos de los partidarios de su candidato en los últimos días.

Los demócratas tienen una ventaja de 116,051 votos sobre los republicanos en la participación entre los votantes registrados, como resultado de una campaña de un mes de duración del Partido Demócrata estatal para alentar a los votantes a votar por correo antes del día de las elecciones. Pero los republicanos han estado cerrando la brecha, superando a los demócratas en persona por 528,000 durante el período de votación anticipada.

Con solo dos días restantes de votación anticipada en muchos condados (y solo uno en algunos), el Partido Republicano está tratando de capitalizar el impulso, por lo que está mejor preparado para obtener una victoria el martes en un estado que históricamente ha sido ganado por estrechos márgenes.

“[Democrats] hizo un gran trabajo al hacer que sus votantes se registraran para las boletas ausentes, y luego hizo un gran trabajo al hacer que esos votantes devolvieran esas boletas “, dijo a ABC News un asesor de campaña de Trump en Florida.” Trabajamos muy duro para registrar más republicanos que nunca. registrado antes “.

Según los datos publicados este mes por los funcionarios electorales de Florida, los republicanos redujeron su déficit en el registro de votantes a 134,242 votantes, frente a 327,483 en 2016.

Para convertir a esos votantes, los republicanos se han basado en métodos de campaña que los demócratas en Florida han evitado en gran medida durante el coronavirus pandemia: contacto con los votantes en persona y concentraciones llenas, en su mayoría sin máscara, en todo el estado.

“Sé que a la gente le gusta poner los ojos en blanco en los mítines, pero dan energía a los votantes”, según el asesor de campaña, quien dijo que los funcionarios proporcionan máscaras y fomentan el distanciamiento social, aunque los asistentes rara vez se adhieren a la guía. “A la gente le gusta decir que dan energía a la base, no es así. Dan energía a los votantes, ya veces los votantes son la base, pero no siempre”.

Los demócratas, por su parte, dicen que es importante complementar su ventaja de voto por correo con una fuerte participación en persona desde ahora hasta el día de las elecciones.

“Obviamente estamos presionando a nuestros votantes para que voten por adelantado, pero nos aseguraremos de que una vez que tengamos una idea de lo que falta el domingo por la noche, nos aseguraremos de mantener el pie en el acelerador el lunes también”, dijo Karen. Andre, asesor principal de la campaña de Biden en Florida. “Vamos a asegurarnos de que contamos con la mayor cantidad de votos posible, pero tenemos un programa preparado para impulsar hasta el final del día de las elecciones”.

La campaña de Biden y los organizadores demócratas han lanzado una miríada de eventos para obtener el voto en todo el estado, desde Desfiles de carritos de golf en The Villages, la comunidad de jubilados mayores más grande de la nación, a “parrandas a las urnas”, una tradición musical y festiva en la comunidad puertorriqueña.

La campaña de Biden en Florida también ha reclutado un ejército de sustitutos, como el rapero Common y la actriz latinoamericana America Ferrera, y partidarios republicanos, como la ex senadora estatal republicana Paula Dockery, para atravesar el estado y asegurarse de que los votantes tengan un plan para llegar temprano a las urnas.

Esta semana, el ex presidente Barack Obama perplejo por su ex vicepresidente a lo largo del corredor de la Interestatal 4, una de las regiones más disputadas de votantes indecisos en Florida, donde los puertorriqueños son la comunidad latina más grande, según un análisis del Pew Research Center de los datos de la Oficina del Censo de EE. UU.

“Tenemos una semana, Orlando, una semana – si se puede – una semana hasta la elección más importante de nuestras vidas”, dijo Obama. “Y no tiene que esperar hasta el próximo martes para emitir su voto”.

La friolera de 1,7 millones de votos han sido emitidos por votantes independientes o no afiliados, según la División de Elecciones de Florida. Aunque es imposible saber por quién votaron hasta que se publiquen los resultados, ambos partidos ven la oportunidad de cortejar a los votantes no afiliados, cuyas preferencias políticas pueden no ser tan tajantes.

El estratega demócrata de Florida Steven Schale ha estado analizando los datos de las votaciones tempranas y cree que, si bien los republicanos registrados podrían continuar cerrando la brecha de participación en los próximos días, los demócratas tienen la oportunidad de ganarse a los votantes no afiliados, a los que a veces se hace referencia como NPA.

David Odenwald, de 61 años, un votante no afiliado en Atlantic Beach, un suburbio de Jacksonville en el condado de Duval, votó temprano por Biden después de emitir su voto por Trump en 2016.

“Estaba listo para un cambio [in 2016]”, Dijo Odenwald, que conduce para Uber, a ABC News.” No tenía nada que seguir con Trump; Simplemente no iba a votar por Hillary Clinton. Las mentiras descaradas, el engaño. Toda la familia está por sí misma “.

Pero el manejo de Trump de la pandemia de coronavirus se volvió demasiado para Odenwald, quien solía trabajar en el cuidado de la salud. “Esta pandemia es real, los números están subiendo y él está tratando de jugar como si casi hubiera terminado. Está lejos de terminar”, dijo.

¿En cuanto a los mítines de Trump? “Son como un súper esparcidor, y no le importa”, dijo Odenwald. “Para mí, será responsable de muchas muertes”.

Schale dijo que Biden puede tener una ventaja con los votantes no afiliados debido a su demografía.

“Cada vez son más los votantes de color más jóvenes que se registran como NPA, por lo que los votantes no afiliados a partidos son probablemente un poco más demócratas en su orientación partidista que hace 10 años”, dijo Schale.

El veintiún por ciento de los votantes no afiliados son hispanos y el 7% son negros, según Schale. Más de una cuarta parte de ellos son votantes nuevos o esporádicos. Muchos de ellos, dice, son puertorriqueños.

En un autocine en North Miami, Obama se enfrentó al manejo del presidente del huracán María, que devastó a Puerto Rico en 2017.

“Cuando un huracán devasta a Puerto Rico, se supone que un presidente debe ayudarlo a reconstruir, no tirar toallas de papel, retener miles de millones de dólares en ayuda hasta poco antes de las elecciones. Tenemos un presidente que realmente sugirió vender a Puerto Rico”, dijo. .

Sin embargo, la participación hasta ahora en el condado de Miami-Dade, donde habló Obama, está causando ansiedad a los demócratas, a quienes les preocupa que Biden no esté en posición de llevar al condado fuertemente demócrata por un margen suficientemente amplio.

“El mayor motivo de preocupación para los demócratas es la brecha en el voto hispano en Miami-Dade”, dijo a ABC News Matthew Isbell, analista de datos demócratas.

Según Isbell, la participación de los demócratas hispanos en el condado está por detrás de las cifras de 2016.

“Eso es bastante significativo”, dijo Isbell. “Creo que finalmente está comenzando a encender algunas alarmas entre algunas de las diferentes organizaciones demócratas de allí”.

Florida es una “guerra por la participación”, según Josh Mendelsohn, director ejecutivo de Hawkfish, una empresa demócrata de tecnología y datos. Dijo que todo se reducirá a qué candidato puede obtener apoyo entre los votantes que aún no han votado.

“Las campañas deben reorientarse para aprovechar el hecho de que ahora pueden reducir esos últimos argumentos persuasivos que están tratando de hacer: los proverbiales argumentos finales”, dijo.

.

[ad_2]

Source link