Los espacios de trabajo y las actitudes deben cambiar para atraer y retener a geocientíficos discapacitados



Los lugares de trabajo inaccesibles, las culturas departamentales normativas y los sistemas académicos ‘capacitados’ han contribuido a la continua infrarrepresentación y exclusión de los investigadores discapacitados en las geociencias, según un artículo publicado hoy (jueves 8 de junio) en Geociencias de la naturaleza.

El artículo sostiene que se necesitan con urgencia cambios tanto en los espacios de trabajo como en las actitudes para que las instituciones atraigan, protejan y retengan a las personas con discapacidad.

Anya Lawrence, investigadora de carrera temprana discapacitada en la Facultad de Geografía, Ciencias de la Tierra y Medio Ambiente de la Universidad de Birmingham y autora del artículo, dice:

“Los geocientíficos discapacitados como yo enfrentan una barrera tras otra a diario solo para salir adelante en el mundo académico. Mi objetivo, al escribir este artículo, era capturar algunas de las dificultades compartidas que experimentan los geocientíficos discapacitados, en particular las luchas que pueden ser menos obvias o menos aparentes en un nivel superficial, pero son significativas de todos modos. Por ejemplo, creo que puede ser una sorpresa para algunos que las culturas tradicionales en el lugar de trabajo, como las pausas para el café comunales, en realidad puedan ser una fuente de exclusión para las personas con discapacidades. Del mismo modo, ‘sentir pena’ y mostrar compasión por los colegas discapacitados podría parecer bien intencionado, pero solo sirve para reforzar los estereotipos negativos hacia la discapacidad “.

El artículo hace una serie de sugerencias sobre cómo las personas con discapacidades pueden ser atraídas, apoyadas y retenidas en las geociencias académicas, como líderes universitarios que reciben consejos de agencias externas con experiencia en incorporar la inclusión en el lugar de trabajo, además de asumir compromisos visibles con iniciativas de contratación de personas con discapacidades .

Creo que ya existen muchos ejemplos de mejores prácticas en otros sectores. Es un caso de si las personas en los diferentes niveles de la jerarquía académica, desde aquellos en los roles de liderazgo más altos hasta los académicos ‘en el terreno’ y que realizan la investigación en los departamentos de Geociencias, están comprometidos con la creación de culturas respetuosas y espacios acogedores para académicos discapacitados. .

Aunque yo mismo me he encontrado con muchos obstáculos, soy muy afortunado porque tengo un supervisor y director de escuela increíblemente comprensivo y también mis padres que todos los días enfrentan el desafío de cuidar a un niño discapacitado con nada más que gran coraje y desinterés. Me doy cuenta de que muchos investigadores discapacitados simplemente no tienen este tipo de red de apoyo cercana y están bastante aislados y solos en el mundo académico “.

Anya Lawrence, investigadora de carrera temprana con discapacidad, Facultad de Geografía, Ciencias de la Tierra y Medio Ambiente de la Universidad de Birmingham

Otra iniciativa potencial descrita en el artículo es una mayor investigación colaborativa que involucra a grupos mixtos de geocientíficos discapacitados y no discapacitados.

“Colaborar con otros geocientíficos sin discapacidades o con discapacidades diferentes para mí ha sido realmente beneficioso no solo a nivel personal sino para la investigación en sí”, dice Anya. “Al trabajar con personas que tienen opiniones, experiencias de vida y áreas de especialización diferentes a las mías, he aprendido mucho; me han impulsado a probar nuevos métodos y técnicas analíticas, publicar mis hallazgos en medios de los que ni siquiera había oído hablar y pensar críticamente sobre mi investigación en cada etapa del proceso, todo lo cual no habría sido posible si hubiera seguido adelante solo “.

“También es agradable sentirse incluido y valorado: trabajar con personas que aprecian mi participación y ven la discapacidad como algo diferente, no deficiente, significa el mundo para mí. Con este fin, me gustaría agradecer a los editores de Nature Geoscience, especialmente al Dr. James Super y el Dr. Simon Harold por ser sensibles y profundamente respetuosos en su comunicación y, sobre todo, por invitar a alguien con una experiencia vivida de discapacidad a contribuir al debate sobre la discapacidad en las geociencias “.

Fuente:

Referencia de la revista:

Lawrence, A., (2021) Entre la espada y la pared. Geociencias de la naturaleza. doi.org/10.1038/s41561-021-00775-4.

.



Source link