Los investigadores identifican nuevos objetivos para controlar la angiogénesis



La angiogénesis es un proceso de formación de nuevos vasos que se activa tanto en condiciones fisiológicas (reparación de tejidos, reproducción, etc.) como patológicas (infarto de miocardio, retinopatía diabética, cáncer, etc.).

El proceso lo llevan a cabo las células endoteliales e incluye su proliferación, migración y disposición en tubos. La regulación de la angiogénesis es precisa y está mediada principalmente por factores proangiogénicos, como factor de crecimiento vascular endotelial (VEGF), que a su vez promueven diferentes vías de señalización que conducen a un aumento de las concentraciones de Ca2 + intracelular.

Los investigadores del grupo de Fisiopatología Cardiovascular del Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS) se centraron precisamente en este punto, demostrando que la inhibición de determinadas proteínas implicadas en la regulación de la vía afecta drásticamente al correcto desarrollo de los vasos sanguíneos.

Específicamente, estos investigadores demostraron, por primera vez, la participación de SARAF, una proteína reguladora SOCE, y Orai1, una subunidad que forma el poro del canal SOCE, en la activación de células endoteliales mediada por VEGF.

Asimismo, el grupo de investigación ha puesto de manifiesto la importancia de esta vía del Ca2 + en la formación de nuevos vasos y en el desarrollo de la vascularización retiniana en ratones recién nacidos. Así, Orai1 y SARAF pueden verse como dianas para el diseño de estrategias terapéuticas que puedan controlar la angiogénesis en situaciones patológicas como el cáncer o las retinopatías, o situaciones fisiológicas como la neovascularización cardiaca postinfarto.

Fuente:

Referencia de la revista:

Galeano-Otero, I., et al. (2021) SARAF y Orai1 contribuyen a la activación de las células endoteliales y la angiogénesis. Fronteras en biología celular y del desarrollo. doi.org/10.3389/fcell.2021.639952.

.



Source link