Los resultados de la auditoría estatal reafirman al ganador de Biden en Georgia

[ad_1]

Será la primera vez desde 1992, cuando el margen de victoria del entonces candidato Bill Clinton fue igualmente estrecho, que un demócrata obtendrá los 16 votos electorales del estado Peach. Edison Research, la compañía que ABC News utiliza para informar los votos, proyectó que Biden ganaría Georgia el viernes.

“El proceso de recuento simplemente reafirmó lo que ya sabíamos: los votantes de Georgia seleccionaron a Joe Biden para ser su próximo presidente. Agradecemos a los funcionarios electorales, voluntarios y trabajadores por trabajar horas extras y en circunstancias sin precedentes para completar este recuento, como la mejor forma de servicio público “, dijo Jaclyn Rothenberg, directora de comunicaciones de Georgia de la campaña de Biden, en un comunicado.

El republicano Brad Raffensperger, el principal funcionario electoral del estado, ha sido bajo fuego de miembros de su propio partido, que han hecho afirmaciones sin fundamento de fraude electoral generalizado, desde antes del recuento completo y manual de las elecciones presidenciales se anunció la carrera el 11 de noviembre. El estado siempre planeó realizar una auditoría en una contienda después de las elecciones generales, como ahora lo exige la ley luego de la aprobación de un proyecto de ley de reforma electoral de 2019, pero dependía de Raffensperger elegir qué carrera auditar , y eligió la carrera presidencial por su “importancia nacional”. Dado que el margen en el concurso era tan estrecho, el secretario, en consulta con los expertos en auditoría que asistieron con el proceso, determinó que la forma más eficiente y precisa de realizar la auditoría sería contar manualmente cada uno de los aproximadamente 5 millones de votos emitidos en la raza.

Según VotingWorks, la organización que ayudó a implementar la auditoría, es la mayor número de manos de votos en la historia de Estados Unidos.

En los resultados de la auditoría, la ventaja de Biden fue de 12,284 votos. La variación a nivel estatal de los resultados contados por máquina y los resultados contados a mano fue de 0.1053%. Según el informe, investigaciones anteriores indican que la variación esperada entre los recuentos de manos y máquinas está entre el 1% y el 1,5%. Ningún condado tiene una variación mayor al 0.73% y 103 de los 159 condados tuvieron variaciones menores al 0.05%.

“La histórica primera auditoría estatal de Georgia reafirmó que el nuevo sistema seguro de votación en papel del estado contaba e informaba con precisión los resultados”, dijo Raffensperger en un comunicado. “Este es un crédito para el arduo trabajo de nuestros funcionarios electorales locales y del condado que se movieron rápidamente para emprender y completar una tarea tan trascendental en un corto período de tiempo”.

La fecha límite para que Raffensperger certifique los resultados de las elecciones generales es el viernes a las 5 pm, y la oficina del secretario ha dicho que el anuncio de la finalización de la certificación probablemente llegará en un comunicado de prensa.

Dado que el margen de victoria todavía está dentro del 0,5% del total de votos emitidos en el concurso, la campaña de Trump puede solicitar un recuento. El recuento se realizaría utilizando escáneres de alta capacidad y no a mano. Según la ley estatal, los condados asumen los costos asociados con un recuento.

La fecha límite para solicitar un recuento es el martes a las 5 pm.

Los republicanos, incluido el presidente, criticaron el proceso de auditoría porque no implicaba volver a verificar las firmas que acompañan a los aproximadamente 1,3 millones de votos ausentes devueltos.

“Se descubrieron miles de votos no contados en los condados de Georgia. Cuando se produzca la coincidencia de firmas mucho más importante, el estado se volverá republicano y muy rápidamente”, tuiteó Trump el jueves.

Mirar las firmas de nuevo todavía no se llevaría a cabo como parte de un recuento. Sin una orden judicial o la presentación de “pruebas creíbles para perseguir un tema específico”, no se volverán a verificar las firmas, según Gabriel Sterling, gerente de implementación del sistema de votación en todo el estado en la oficina de Raffensperger.

Durante la auditoría, los funcionarios electorales de cuatro condados descubrieron votos no contados que no estaban incluidos en los resultados informados originalmente.

En los condados de Fayette, Walton y Douglas, los funcionarios electorales se enteraron de que las tarjetas de memoria, solo una en cada condado, que contenían votos, no se cargaron por error. En el condado de Fayette, había 2.755 votos en la tarjeta de memoria; en el condado de Walton, 284 votos estaban en la tarjeta de memoria; en el condado de Douglas, 293 votos estaban en la tarjeta de memoria.

En el condado de Floyd, los funcionarios electorales encontraron un lote de boletas que nunca habían sido escaneadas, un error que Gabriel Sterling, el gerente de implementación del sistema de votación en todo el estado, calificó como un “error sorprendente”. Raffensperger pidió al secretario de elecciones del condado, Robert Brady, que dimitiera debido al error. El jueves, la Junta Electoral del Condado de Floyd votó a favor de despedir a Brady.

Sterling dijo el miércoles que el problema en Floyd era “mucho más peligroso” porque, a diferencia del problema de la tarjeta de memoria, “no había un proceso de reconciliación que pudiera detectar” el error en Floyd, por lo que sin esta auditoría, existe una posibilidad real. esos votos nunca se habrían encontrado. Si los otros tres condados hubieran realizado correctamente su proceso de reconciliación, se habría encontrado la tarjeta de memoria faltante.

Dijo que reforzar el proceso de reconciliación con los funcionarios del condado será una prioridad de cara a las próximas elecciones.

En declaraciones a los periodistas el miércoles, Sterling, quien ha sido la cara pública de la auditoría en representación de la oficina del secretario, dijo que estaba “rezando” para que cuando se completara la auditoría, todos, independientemente de la afiliación al partido, pudieran confiar en los resultados.

“Todos los que están involucrados en esto, incluso los partidos, deben tener fe en el resultado de estas elecciones, ya sea que ganen o pierdan, porque esa es la base de cómo tenemos una transferencia de poder”, dijo. .

John Verhovek de ABC News contribuyó con el reportaje.

.

[ad_2]

Source link