México confirma al menos 2 migrantes guatemaltecos entre 19 muertos


Fiscales en el norte de México han confirmado que al menos dos de las 19 personas encontradas muertas a balazos y quemadas cerca de la frontera con Estados Unidos eran migrantes guatemaltecos.

CIUDAD DE MÉXICO – Los fiscales en el norte de México confirmaron el sábado que al menos dos de las 19 personas encontradas muertas a tiros y quemadas cerca de la frontera con Estados Unidos eran migrantes guatemaltecos. Otras dos víctimas entre las cuatro identificadas hasta ahora eran mexicanas, dijeron.

Los resultados forenses confirmaron los temores de las familias de una comunidad agrícola indígena rural en Guatemala que dijeron que perdieron contacto con 13 migrantes la semana pasada mientras viajaban hacia Estados Unidos. Los cuerpos fueron encontrados el 22 de enero apilados en un camión quemado en un camino de tierra en el estado fronterizo norteño de Tamaulipas. El camión tuvo 113 impactos de bala.

La Fiscalía del estado de Tamaulipas no dio a conocer los nombres de las cuatro víctimas identificadas hasta el momento.

De los 19 cuerpos examinados por expertos, se descubrió que 16 eran hombres, uno fue confirmado como femenino y otros dos estaban tan quemados que aún no se había determinado su género.

Los asesinatos revivieron los recuerdos de la masacre de 72 migrantes en 2010 cerca de la ciudad de San Fernando en el mismo estado plagado de pandillas. Una repetición de la masacre de 2010 ha sido durante mucho tiempo una de las peores pesadillas del gobierno mexicano.

En 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo: “No queremos que se repitan actos horrendos y lamentables como San Fernando”.

Los familiares de los migrantes de la provincia guatemalteca de San Marcos están tan convencidos de que 13 de los 19 cadáveres carbonizados eran sus seres queridos que algunas de las familias ya erigieron altares tradicionales a los muertos, con flores y fotografías.

Algunos de los familiares en Guatemala contaron que recibieron llamadas del traficante de migrantes que se llevó al grupo de 10 hombres y tres mujeres al norte, diciéndoles que sus familiares estaban muertos. Los familiares dijeron que perdieron el contacto con el suelo alrededor del 21 de enero.

No está claro por qué murieron las 19 personas. Ha habido casos en los que los carteles de la droga acusan a los traficantes de migrantes por cruzar su territorio y secuestran o matan a los migrantes cuyos traficantes no han pagado.

Camargo, el área donde se encontraron los cuerpos, ha sido durante mucho tiempo el escenario de batallas territoriales entre bandas de narcotraficantes rivales como un importante punto de tránsito de contrabando de drogas y migrantes. Los grupos del crimen organizado codician el control de tramos de la frontera porque ganan dinero con todo lo que cruza la frontera.

La ciudad está cerca del borde de un territorio históricamente controlado por facciones del cartel del Golfo y en los últimos años un remanente de los Zetas conocido como el cartel del Noreste ha tratado de tomar el control.

En agosto de 2010, los miembros del cártel de Los Zetas detuvieron dos tractocamiones que transportaban a decenas de migrantes, en su mayoría centroamericanos, y los llevaron a un rancho en San Fernando. Después de que los migrantes se negaron a trabajar para el cartel, les vendaron los ojos, los ataron en el suelo y los mataron a tiros.

.



Source link