Nuevas afirmaciones sobre el asesinato de Malcolm X surgen en una carta escrita en el lecho de muerte del ex oficial de policía de Nueva York


Nuevas acusaciones sobre la muerte de Malcolm X han surgido en una carta escrita por un ex oficial del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York en su lecho de muerte.

El 25 de enero de 2011, Ray Wood, quien se desempeñaba como oficial de policía encubierto el día de la muerte de Malcolm X, escribió una carta en la que admitía que “participó en acciones que, en retrospectiva, fueron deplorables y perjudiciales para el avance de mi propia gente negra “.

Cuando Wood fue contratado por la policía de Nueva York en 1964, su trabajo consistía en “infiltrarse en organizaciones de derechos civiles” para encontrar evidencia de actividad criminal para que el FBI pudiera desacreditar a los sujetos y arrestar a sus líderes, escribió Wood en la carta obtenida por ABC News.

El encargado de Wood ideó el arresto de dos de los miembros “clave” de seguridad de Malcolm X en un complot para bombardear la Estatua de la Libertad días antes de su asesinato en 1965, escribió Wood. El complot involucró a tres miembros de un “grupo terrorista” negro y una mujer canadiense que planeaban dinamitar la Estatua de la Libertad, la Campana de la Libertad y el Monumento a Washington, el New York Times informó el 16 de febrero de 1965.

“Mi tarea era involucrar a los dos hombres en un delito federal grave, para que pudieran ser arrestados por el FBI y evitar que manejaran la seguridad de la puerta de Malcolm X el 21 de febrero de 1965”, escribió Wood. “… En ese momento no sabía que Malcolm X era el objetivo”.

Malcolm X fue asesinado en el Audubon Ballroom de Manhattan mientras se dirigía a la Organización para la Unidad Afroamericana el 21 de febrero de 1965. Tres miembros de la Nación del Islam fueron condenados por su asesinato.

Wood alegó en la carta que “sus acciones en nombre del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (BOSSI) se realizaron bajo coacción y miedo”, y agregó que podría haber enfrentado “consecuencias perjudiciales” si no seguía las órdenes de sus encargados.

“Después de presenciar la brutalidad repetida a manos de mis compañeros de trabajo (Policía), traté de renunciar”, escribió. “En cambio, me amenazaron con arrestarme acusándome de cargos de tráfico de marihuana y alcohol si no cumplía con las asignaciones”.

Wood escribió que, mientras enfrentaba problemas de salud, le preocupaba que la familia de Thomas Johnson, uno de los hombres condenados por matar a Malcolm X, no pudiera exonerarlo después de la muerte de Wood. Johnson fue arrestado en el Audubon Ballroom la noche en que Malcolm X fue asesinado para proteger la tapadera de Wood y “los secretos del FBI y la policía de Nueva York”, escribió Wood.

Wood dejó su confesión completa al cuidado de su primo, Reginald Wood Jr., y solicitó que la información se mantuviera hasta después de su muerte.

“Tengo la esperanza de que esta información se reciba con el entendimiento de que he llevado estos secretos con un corazón pesado y lamento con remordimiento mi participación en este asunto”, escribió Wood.

El primo de Wood, que escribió el libro “The Ray Wood Story”, publicado a principios de este mes, describió a Wood a “Good Morning America” ​​como un “buen hombre que fue engañado y obligado a traicionar a su propia gente”.

“Y se sintió enfermo y arrepentido por eso”, dijo Reggie Wood.

El año pasado, la oficina del fiscal de distrito de la ciudad de Nueva York lanzó otra investigación sobre la muerte de Malcolm X y los condenados después del documental “¿Quién mató a Malcolm X?” transmitido en Netflix.

En respuesta a una consulta de ABC News, la oficina del fiscal de distrito de Manhattan declaró: “La revisión de este asunto por parte de nuestra oficina es activa y continua”.

La portavoz del NYPD, el sargento. Jessica McRorie dijo en un comunicado que el NYPD ha proporcionado “todos los registros disponibles relevantes para ese caso” a la oficina del fiscal de distrito.

El FBI no respondió a la solicitud de comentarios de ABC News.

El abogado de derechos civiles Benjamin Crump describió la revisión de la muerte de Malcolm X como justicia restaurativa.

“Esta es la única forma en que podemos salvar esta brecha”, dijo Crump a “GMA”. “Tenemos que tener transparencia, responsabilidad presente, y esa es la única manera en la que podremos confiar”.

Derrick Johnson, presidente y director ejecutivo de NAACP, dijo a “GMA” que “demasiados afroamericanos que se han levantado, que expresan igualdad y justicia en este país, han sido perseguidos, procesados ​​o, en el caso de Malcolm X , asesinado “.

Sabina Ghebremedhin, Aaron Katersky y Samara Lynn de ABC News contribuyeron a este informe.



Source link