Policía: adolescentes negros detenidos injustamente en Target en California


El departamento del sheriff del condado de Los Ángeles dice que tres adolescentes, que son negros, fueron detenidos por error en una tienda Target durante una investigación de robo mayor la semana pasada.

VENTURA, Calif. – El departamento del alguacil del condado de Los Ángeles ha dicho que tres adolescentes, que son negros, fueron detenidos por error en una tienda Target en Westlake Village durante una investigación de robo mayor la semana pasada.

Los adolescentes, de 17 años y dos de 16, de Thousand Oaks caminaban a casa el 17 de enero después de asistir a la iglesia con amigos cuando decidieron pasar por Target para comprar bocadillos, informó el Ventura County Star.

Los adolescentes dijeron que fueron víctimas de discriminación racial por parte del personal de Target y los agentes del condado.

Uno de los niños le dijo al Star que él y sus amigos no sabían que hubo un incidente de robo mientras estaban en la tienda, donde los sospechosos rompieron el vidrio en la sección de electrónica y robaron teléfonos inteligentes.

“Un empleado nos seguía en la tienda y nos dijo: ‘Oigan, no puedo dejarlos merodeando’”, dijo. Explicó que el grupo decidió irse pero encontró la salida barricada con carritos de compras.

El adolescente dijo que el personal de seguridad de Target no permitió que los adolescentes se fueran a pesar de que salían otros visitantes.

Luego llegaron tres agentes y detuvieron a los adolescentes en el frente de la tienda, esposaron a uno y lo metieron en un vehículo policial por hasta 20 minutos antes de liberarlo. Las autoridades dijeron más tarde que fueron identificados como sospechosos por los oficiales de prevención de pérdidas de la tienda.

El capitán Sal “Chuck” Becerra dijo en un comunicado en las redes sociales el viernes que los adolescentes fueron liberados y una investigación interna no encontró evidencia de uso excesivo de la fuerza.

Target emitió un comunicado diciendo que la compañía se disculpó con los adolescentes, despidió a uno de los miembros del equipo de seguridad involucrado y exigirá que los empleados de la tienda vuelvan a recibir capacitación sobre seguridad y prejuicios raciales.

Desde entonces, la madre del adolescente que estaba esposado contrató al abogado Toni Jaramilla para presentar una demanda alegando una violación de los derechos civiles de su hijo. Ella cuestiona el relato de los diputados que determinó que no se utilizó fuerza excesiva.

“La forma en que fueron detenidos fue muy agresiva y más allá de lo necesario para la situación”, dijo Jaramilla.

.



Source link