Residente permanente que esperaba que Biden fuera su ‘milagro’ será deportado


“Solo necesitamos un milagro”, Silva dijo a ABC News en diciembre. “Estoy dependiendo y espero que cuando Biden asuma la presidencia, pueda ayudarnos a salir de esta situación”.

Pero su milagro nunca se manifestó. Silva será deportado el martes, según su abogado.

“Pensamos que iba a haber un cambio”, dijo Jasmine Peña, la hermana de Silva, a ABC News el lunes. “Pensé que al menos iba a tener la oportunidad de terminar de argumentar su caso. Es realmente decepcionante, especialmente porque ha estado aquí desde que era muy joven. No sabe nada sobre la República (Dominicana). grandes esperanzas. Es muy triste “.

ABC News se comunicó con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU. Y la Casa Blanca para obtener comentarios. Un portavoz de ICE dijo que “no podía comentar sobre las remociones hasta que hayan ocurrido”, y la Casa Blanca aún no ha respondido.

Silva siempre creyó que estaba a salvo de la deportación.

Aunque nació en la República Dominicana, se mudó legalmente a los Estados Unidos cuando tenía 11 años, uniéndose a su padre, quien se había naturalizado como ciudadano estadounidense, según documentos judiciales. Silva dijo que pensó que había obtenido la ciudadanía a través de su padre.

Pero ese no fue el caso. Cuando Silva llegó a los Estados Unidos, la Ley de Inmigración y Nacionalidad de 1940 seguía siendo la ley y prohibía a niños como Silva, cuyos padres nunca se casaron oficialmente, obtener la ciudadanía a través de sus padres. La Ley de Ciudadanía Infantil de 2000 anuló la ley de la década de 1940, pero la legislación no se aplicó retroactivamente y, por lo tanto, Silva nunca se convirtió en ciudadano estadounidense.

A diferencia de los inmigrantes indocumentados, Silva era un residente permanente legal durante mucho tiempo. Tenía una tarjeta del Seguro Social, pagaba impuestos y podía acceder a programas de asistencia pública, hasta que un juez de inmigración revocó su estatus.

Cuando era adolescente, Silva se involucró en actividades ilegales después de la muerte de su padre.

“Voy a ser honesto, estaba vendiendo drogas”, dijo Silva en diciembre. “Lo lamento. Lamento cada (una) de las cosas que hice en mi pasado”.

Silva fue condenado y encarcelado en 2013 por posesión con la intención de distribuir marihuana y cocaína. Fue sentenciado a 127 meses tras las rejas por cargos federales y automáticamente fue deportado bajo la ley de inmigración debido a sus crímenes.

Silva cumplió su tiempo bajo la custodia de la Oficina Federal de Prisiones. Obtuvo su GED tras las rejas y completó un programa de abuso de drogas.

Pero dos días antes de que se suponía tentativamente que sería liberado de la custodia de la BOP, ICE le entregó una notificación para que compareciera y comenzó su proceso de deportación. Eso fue el 16 de julio de 2019. Ha estado bajo custodia de ICE desde entonces, que es más de 20 meses.

Meredyth Yoon, una de las abogadas de Silva y abogada principal de la Iniciativa de Libertad para Inmigrantes del Sureste del Southern Poverty Law Center, cree que Silva está siendo blanco de deportación injustamente porque es un inmigrante negro.

“Una encuesta de casos relevantes revela un efecto desproporcionado en las personas nacidas fuera del matrimonio en la mayoría de los países negros”, escribió Yoon en la moción de un peticionario.

De acuerdo con el expediente judicial, el 54% de las 63 denegaciones de los tribunales de circuito federal de exención de deportación fueron personas de países del Caribe que tienen una mayoría de población negra. En comparación, solo se negó a tres personas de México y tres de toda Europa.

“El caso de Kelvin subraya que nos enfrentamos a un sistema de inmigración inhumano que castiga doblemente a los inmigrantes negros”, dijo Yoon a ABC News el lunes. “Le pedimos a la administración de Biden que muestre gracia y que respete los derechos y la humanidad de todos los inmigrantes. Pero estamos viendo que este gobierno continúa deportando a miembros de la comunidad como Kelvin, y en particular a inmigrantes negros”.

Las personas que “representan una amenaza para la seguridad pública” tienen prioridad para la deportación, dijo un portavoz de ICE.

“El señor Silva no es una amenaza para la seguridad pública y, por lo tanto, no cumple con los criterios de aplicación de la Categoría Prioritaria de Seguridad Pública”, escribió Yoon en un comunicado de prensa. “Tiene amplios lazos familiares en los Estados Unidos, incluida su madre ciudadana estadounidense, sus hermanas y sus tres hijos”.

Silva incluso cuenta con el apoyo de miembros del Congreso, que han solicitado su liberación.

“El Sr. Silva tiene una petición de revisión existente en el Undécimo Circuito, que involucra un reclamo de nacionalidad y desafíos de protección igualitaria a una ley de ciudadanía discriminatoria, pero por la cual sería reconocido como ciudadano estadounidense”, Rep. Alma Adams, DN. C., escribió en una carta el viernes a ICE solicitando la liberación de Silva. “Sería inmoral e inconcebible, y potencialmente ilegal, que ICE deportara al Sr. Silva antes de que la Corte se haya pronunciado sobre los méritos de su reclamo de nacionalidad”.

Silva dijo que apenas sabe nada sobre República Dominicana.

“Mis hijos, mi familia, todo está aquí”, dijo en diciembre.

La hermana de Silva dijo que la familia está devastada al enterarse de su deportación y decepcionada de que ICE nunca se lo haya dicho a la familia; se enteraron de la noticia a través del abogado de Silva.

“Da miedo porque no tiene familia allí”, dijo Peña a ABC News, y agregó que la familia está tratando de mantener su apoyo.

“Así que estamos tratando de ver qué vamos a hacer. Tendremos que resolverlo, pero [ICE] simplemente no le dije a nadie que lo iban a enviar “, continuó.” Y eso es todo. Es triste, ¿sabes? “

.



Source link