Denuncian posible riesgo medioambiental por proyecto Telfers de NG Power

panama ng power telfers polemica corrupcion

Preocupación por proyecto de Telfers de Panamá NG Power

El 12 de febrero de 2014 se presentó una solicitud de modificación del Estudio de Impacto Ambiental original de Categoría II para el proyecto de construcción de una central térmica de ciclo combinado de gas licuado a presión por la empresa Panama NG Power, ante la entonces Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), y que ampliaba de 150 a 670 megavatios la capacidad de generación.

mello-aleman-jose-dapelo-panama-ng-power
Alfredo ‘Mello’ Alemán y José Dapelo, ejecutivos de Panamá NG Power.

Se presentó una demanda de nulidad contra la resolución que autorizó el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de Panamá NG Power, el 12 de agosto 2020, con una gran trascendencia, porque puede establecer precedentes en materia de Derecho Ambiental. El abogado Enrique De Gracia Lezcano fundamentó su demanda de nulidad en múltiples argumentos de orden de procedimiento administrativo y de violación de la normativa legal panameña (Diario La Prensa, 19 de octubre de 2020).

panama-ng-power-demanda
Ver demanda de nulidad completa.

La razón fundamental de su demanda, de 32 páginas, es que la resolución de 2014 se emitió 2 años y 11 meses después de la de 2011. Esta última tenía una vigencia de 2 años, lo que quiere decir que para 2014 ya había expirado el término de autorización y no podía ser modificada, como lo hizo la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) en aquel momento. Además, no se elaboró un estudio nuevo con las nuevas medidas de mitigación, ni se acometieron las respectivas consultas ciudadanas, ya que el grado de afectación se convertía en un proyecto de Categoría III.

Además, De Gracia Lezcano argumentó que la categoría asignada al proyecto era incorrecta. El Estudio de Impacto Ambiental Panama original fue de categoría II, cuando debió ser de categoría III debido al tamaño y alcance del megaproyecto.

Para fundamentar esta parte de su argumentación, se presentó la analogía de las resoluciones DIEORA IA-164-2017, del 6 de diciembre de 2017, del Ministerio de Ambiente, que aprobó el Estudio de Impacto Ambiental, Categoría III, denominado Gas to Power Panamá, proyecto a desarrollar por la sociedad Martano, Inc., y la resolución DIEORA IA-026-16, del 25 de febrero de 2016, dictada por el Ministerio de Ambiente, Categoría III, denominado Proyecto costa norte, a ser desarrollado por Gas Natural Atlántico, S.DER.L., ambos proyectos de generación eléctrica con base en gas natural, que fueron considerados de categoría III (Diario La Prensa, 19 de octubre de 2020). La propuesta de NG Power era de mayor tamaño que las dos anteriores y, de acuerdo con el argumento contenido en la demanda de nulidad, debía tener la misma categoría III.

Otro argumento de la demanda de nulidad es el de la falta de permiso de compatibilidad del proyecto NG Power con las operaciones de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP). La empresa recibió un permiso de compatibilidad en 2011 para el proyecto de 150 megavatios; sin embargo, para 2014 no tenía el permiso de la ACP para el proyecto de 670 megavatios, el cual fue emitido seis años más tarde, a finales de septiembre de este año (Diario La Prensa, 19 de octubre de 2020).

panama-ng-power-telfers-panama

En marzo de 2011, la entonces directiva del Canal, aprobó el permiso de compatibilidad a Panamá NG Power para una planta de 130 megavatios. Sin embargo, la empresa pretendía ampliar este permiso para una planta de 670 megavatios, sin haber modificado con el debido proceso el Estudio de Impacto Ambiental. Por tanto, la Corte Suprema de Justicia tiene pendiente resolver una demanda contenciosa administrativa presentada en agosto de 2019 contra la resolución del Ministerio de Ambiente del 21 de febrero de 2014, que modificó la categoría del Estudio de Impacto Ambiental (Diario La Prensa, 28 de septiembre de 2020) sin cumplir con los requisitos legales necesarios.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha reiterado en diversas ocasiones que el permiso de compatibilidad aprobado inicialmente fue para una planta de 130 megavatios, y si la empresa NG Power construye una de mayor capacidad, estaría incumpliendo las reglas de uso de suelo de las riberas del Canal, con lo cual la ACP estará obligada a cancelar el permiso (Diario La Prensa, 15 de abril de 2019).

El reglamento de compatibilidad busca que cualquier proyecto que se haga en las riberas no impacte las operaciones del Canal, no afecte el tránsito de buques y que se mantenga la calidad del agua y del ambiente sin sufrir ningún riesgo. Por lo tanto, el reglamento no se está cumpliendo.

Por tanto, desde el punto de vista medioambiental, y según la demanda ante la Corte Suprema de Justicia, la continuidad del proyecto vulnera clara y ostensiblemente la legalidad.

Polémico caso de Panama NG Power

El polémico caso del proyecto para la generación eléctrica a base de gas natural licuado de Panama NG Power ha estado salpicado de permanentes irregularidades y sospechas, siendo algunas de ellas:

  • Falta de transparencia y legitimidad, en un proceso de oferta pública y acto competitivo, como mostraron medios de comunicación nacionales e internacionales.
  • Incumplimiento de la legislación ambiental y Estudio de Impacto Ambiental original no válido.
  • Ocultación de los documentos referentes a los contratos públicos de potencia y energía por parte de la Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP) y su director Armando Fuentes.
  • Declaraciones públicas de la empresa, con datos manipulados y sin base técnica sobre diferenciales de costos que las distribuidoras energéticas, y que fueron desmentidas por la Empresa de Transmisión Eléctrica de Panamá (ETESA). Todo lo contrario, se originaría un sobrecoste en la tarifa eléctrica.
  • A José Dapelo, el socio principal, el Servicio Nacional de Migración le prohibió la entrada al país y le retiró el permiso de residencia, debido a numerosas irregularidades. También ha estado salpicado por el pago de sobornos en cuentas en Andorra vinculadas con la familia Papadimitriu.
  • Otro de los socios Alfredo Mello Alemán, está vinculado con la trama de espionaje y control de los medios de comunicación del gobierno del expresidente Martinelli.
José Dapelo.